¡Sin Escuela …!

El viernes 28 de enero de Este Año entregaba, en Benicarló, la “Alcachofa de Oro ‘al cocinero Santi Santamaria. Como Que nos conocemos desde Hace Muchos años, ya los dos nos tenian enjaulados en el parador, la conversación del Tenia Todos Los aires De Una puesta al día de Nuestros Itinerarios vitales. Sentados En El bar, debíamos de dos angelotes Parecer de Rubens o Anuncio en Contra el “peso ideal”. Como Que a los Dos nos era muy familiar Madrid, Porque yo vivo y estoy empadronado, Y Porque ÉL también proclaman ejerce en este restaurantes Que, Como Can Fabes, el nombre de Sant Celoni, la Ciudad del Oso y el Madroño nos engendró comentarios bastantes, algunos adj de los Cuales resultaron ‘benignos’.

EL, Santos, acababa de volver de una peregrinación gastronómica de Lyon y por la Provenza francesa: Qué me explicaba Que habia llegado En Cada Lugar. Si usted ha Que, De Repente, Quiso entrar En un restaurante Michelin pecado estrella y Cual Tenia sin referencias. Comio extraordinariamente bien. Y canjear su comentario El que querría repetir, una y otra vez: “Que si nota Allá, en El País de los gabachos, Hay Que Funcionan escuelas de cocina. Lo cual sea les permite multiplicar por todas contradictorio a Los buenos profesionales de la cocina: te encuentras en Los Que nadie te ha rincones recomendable, Que No constan en Ninguna Guía. Nuestra en casa, Nani, sin Fuerte Más Jugamos un favor de La Escuela, de la Educación, Formación Profesional DE LA, EN TODOS LOS TERRENOS Y, also in El de La Cocina, No Nos serviran de nada ni las estrellas Michelin ni los elogios de los Expertos “. ¿Es, o no, un lesson, Ahora por póstuma Desgracia, Amigo Santos? El acto de la Entrega del dedique los versos de Guerau Que Liost dedica a Quienes visitan Que El Montseny Santos para que QUERIDO: “Déu te guarde, vianant: / t’imposi Que El Montseny / mica de amor / la mica de seny “(Dios te guarde, peregrino: / que te impone el Montseny / Un poco de amor / y algo de cordura”).
Ignasi Riera.
Escritor.